fbpx

Pendientes para el bebé ¿sí o no? 

pendientes para el bebé

30 Ene Pendientes para el bebé ¿sí o no? 

Cuando de costumbres y bebés se trata, siempre existirán opiniones divididas y ponerle pendientes al bebé no podía ser la excepción.

En algunas culturas es costumbre esperar a que la niña crezca y decida por si misma si quiere usarlos o no. Sin embargo, en España es tradición ponerle estos accesorios a una bebé a los pocos días de nacer. Pero actualmente, poner pendientes a las niñas nada más nacer se ha convertido en una opción.

Ventajas de los pendientes para el bebé

  • Es cierto que hacer los agujeros para los pendientes es doloroso para la recién nacida, pero también cabe tener en cuenta que es algo que no recordará y que difícilmente puede ocasionarle un trauma o recuerdo doloroso.
  • Cuando la bebé nace, el cartílago es muy delgadito y por tanto más fácil de perforar. Además, en esta etapa la transmisión nerviosa es más lenta por lo que es posible que haya cierto retraso entre el pinchazo y el llanto de tu pequeña.
  • La Academia Estadounidense de Pediatría (APP) afirma que, si la perforación del lóbulo se hace correctamente y posteriormente se hace un seguimiento, hay pocos riesgos.
  • Poner pendientes al bebé indica que ya tendrá los agujeros hechos por si de mayor quiere llevarlos. Esto significa que le ahorrarás el dolor de hacerle los agujeros de mayor.
  • Si la niña de mayor no quiere llevar pendientes, dejará de hacerlo y con el tiempo, los agujeros se cerrarán por si solos.

Características que deben cumplir los pendientes para bebés

Existen una cantidad de pendientes para los pequeños con formas, colores y motivos diferentes. Antes de ponérselos a tu bebé ten en cuenta lo siguiente:

  • El material de los pendientes: La piel del recién nacido es muy delicada y no está exenta de alergias. Para evitar reacciones alérgicas e irritabilidad de la piel, los pendientes deben estar elaborados con materiales hipoalergénicos. El mejor material es el oro (mínimo 14 quilates) y la plata.
  • El cierre del pendiente y su extremo final: El mejor cierre para el pendiente del bebé es la tuerca a rosca. Existen otros cierres como el plástico o la tuerca a presión con plástico. El extremo final del pendiente deberá ser redondeado para evitar que el bebé se lo clave en la piel.
  • El grosor del filamento: Para una mayor comodidad de la niña, el grosor del filamento que se introduce dentro de la oreja del bebé debe ser fino.
  • La forma del pendiente: Los pendientes para el bebé deben ser simples, redondos, planos y finos.
  • Tamaño del pendiente: Intenta que el pendiente vaya en proporción con la carita de la pequeña. Olvida los pendientes grandes porque el bebé podría tirar de ellos y hacerse daño.
  • El peso del pendiente: Ten en cuenta que el pendiente para el bebé no sea demasiado pesado, si este pesa demasiado, la oreja de la niña puede resentirse. Además, no olvides moverlos o cambiarlos cada cierto tiempo, ya que acumulará suciedad en la parte posterior.

¿Dónde hacer los agujeros para los pendientes del bebé?

Si te decides a ponerle pendientes a tu bebé, puedes acudir a estos lugares:

  • Hospitales y clínicas: Ofrecen este servicio de hacer agujeros en las orejas del bebé días después de haber nacido, lo que ofrece buenas garantías a nivel sanitario.
  • Farmacias: Allí tienen una pequeña pistola que, a la vez que hacen el agujero, colocan un pendiente realizado con material quirúrgico antialérgico.
  • Joyerías: Puedes hacerlo en la joyería donde compres los pendientes para tu bebé. Sin embargo, es la opción menos recomendable de todas, ya que no disponen de las garantías sanitaras apropiadas.

Cuidado de las orejas después de la colocación de los pendientes

 Después de colocar los pendientes, tienes que ocuparte de que la zona cicatrice correctamente:

  • El período de cicatrización de la herida tarde entre 3 a 7 días. Después hay que esperar de 2 a 5 semanas para que la abertura se mantenga de forma definitiva.
  • Cada día mueve el pendiente de atrás hacia adelante y dale unas cuentas vueltas para evitar el riesgo de infección. El momento ideal para hacerlo en después del baño.
  • No pongas alcohol, agua oxigenada ni cremas en la zona.
  • Es posible que notes cierto enrojecimiento en la zona, pero este desaparecerá en unos días. Si notas inflamación o pus, acude al pediatra.

Ponerle o no pendientes al bebé es una decisión de los padres, de sus creencias y sus costumbres.

Conoce nuestras novedades

Suscríbete a nuestra newsletter y conoce todas las novedades y nuestros últimos POSTS

Estoy de acuerdo con el tratamiento de mi información personal a través MailChimp ( Más información )

Nosotros nunca venderemos tu dirección de correo electrónico. Puedes eliminar tu suscripción en cualquier momento.

Tags:


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies